El Limite como impulso creador  13/12/12

¿A la hora de encarar el ejercicio creativo de "crear", hay límites?

Si evitáramos el intenso debate sobre el tema, y asumiéramos que la creatividad de la mente "no tiene límites" ¿Cómo crear y proyectar una idea frente a semejante compromiso? La enorme responsabilidad de alcanzar lo inalcanzable, lo que aún está un poco más allá, siempre. Intentar fijar aquello que está en continuo movimiento puede resultar muy agotador y frustrante.



La creatividad florece ante una imposibilidad, ante una falta, un límite. El niño juega al espadachín con una rama en la mano. La rama es espada de hierro fundido y el dragón frente a él es invisible, pero sin embargo sus golpes se sienten y su fuego quema.

El "ejercicio creativo" en un adulto necesita del "juego del niño". Pero el adulto ya no es niño, si el adulto nos muestra una rama y nos invita a jugar, a creer que es una espada, podremos aceptar su invitación o no, y posiblemente el juego finalmente sea una gran expresión artística, pero la rama seguirá siendo rama una vez terminado el show.

Si la idea original supone el uso de una espada, el juego con la rama "haciendo de" espada es una opción que reemplaza y resignifica rama por espada y en el buen uso de la espada (rama) se disputa la veracidad y contundencia del acontecimiento.



Una importante limitación puede imposibilitar la concreción de una idea. Una espada, quizá pueda comprarla o hacerla yo mismo para una producción que autogestiono y muy posiblemente sea menos interesante que la rama. Pero 20 millones de dólares para la producción de mi próximo largometraje será un poco más difícil.

Si el largometraje que proyecto requiere el uso de tanques de guerra, naves espaciales, miles de extras, ciudades, monstruos marinos, tempestades y grandes celebridades. ¿Busco muchas ramas para reemplazar cada cosa?

 

Si lo que me impide gestionar mi largometraje es que no tengo los 20 millones de dólares que requiero, en éste mundo injusto, no nací para esto... ¿O si?

Los no límites de la mente creativa han frustrado mi proyecto. Hay un límite concreto, una imposibilidad concreta que me impide gestionar mi proyecto.



El límite como impulso creador, es abrazar al límite desde su génesis. ¿Qué no tengo? Quiero rodar una escena en ésta cocina, porque tengo ésta cocina, y además es la que me gusta. Necesito más tiro de cámara, debería tirar la pared para conseguir más tiro de cámara. O recreo todo en un estudio... ¿Y si cambio la toma?

 

¿Y si escribo y proyecto mi creatividad en función de las posibilidades que tengo y de las que no tengo? ¿ Y si exigo al máximo mi búsqueda creativa explotando al extremo los límites? Haciendo de la limitación una ventaja, capitalizando el límite para potenciar mi concreción creativa.



Lucio.



© 2015 by Lucio Bazzalo. Todos los derechos reservados. Lucio Bazzalo, director de cine argentino, director de teatro argentino, diseñador

  • vimeo
  • facebook